Recomendaciones del Hospital La Fe de Valencia para alérgicos a alimentos en tiempos de coronavirus




La Unidad de Alergia y Neumología Pediátrica del Hospital La Fe de Valencia, a través del Doctor Mazón, expone para AEPNAA sus principales recomendaciones con la vista puesta en los niños alérgicos a alimentos y látex en el contexto de la actual crisis sanitaria que atravesamos.

La pandemia por coronavirus SARS-Cov 2 ha sorprendido a todo el mundo y se va aprendiendo sobre ella poco a poco. La información publicada hasta el momento indica que las personas con asma y alergia no tienen riesgo aumentado, sino el mismo riesgo que las personas sin asma ni alergia, de infectarse por el virus y el mismo riesgo de que la enfermedad sea grave.

En el caso de los niños con alergias o asma el riesgo es el mismo que los niños sin alergia ni asma, es decir mucho más bajo que en adultos. Las normas generales de higiene y protección son las mismas en niños con alergia y asma que en los demás.
Se recomienda que los niños con asma, rinitis o dermatitis atópica, muy frecuentes en los niños con alergia a alimentos, sigan el mismo tratamiento que llevan habitualmente, sin cambios. Se ha visto, no en este coronavirus sino en otro tipo, que la medicación con corticoides inhalados, broncodilatadores o anticolinérgicos, frecuentes en el asma, no es perjudicial, sino que podría ser incluso beneficiosa y, por ello, se debe mantener sin cambios.

Los niños con alergia a alimentos han de continuar la dieta que están haciendo actualmente. Se producirán retrasos en pruebas de provocación en aquellos que estuviesen pendientes de realizar alguna, fuese para confirmar la alergia o para ver si la habían superado. Las Unidades de Alergia Pediátrica irán reprogramando esas pruebas según disponibilidad.

Los niños que se encuentran en proceso de desensibilización (=inducción de tolerancia oral) han de continuar tomando la cantidad de alimento que estuviesen tomando anteriormente. En caso de estar en la fase de ir aumentando han de contactar con la Unidad de Alergia Pediátrica correspondiente para ver si siguen el aumento. El hecho de mantenerse unas semanas o meses en una cantidad intermedia, sin llegar a la dosis objetivo, no es perjudicial para el éxito del procedimiento; supone un retraso, pero de ningún modo debe interrumpirse la toma de dicha cantidad.

Aquellos que están recibiendo anticuerpos monoclonales (omalizumab=Xolair; mepolizumab=Nucala, benralizumab=Fasenra) por asma o por alergia alimentaria no deben interrumpir ese tratamiento, sino contactar con su centro para continuarlo, sea en centro médico o en domicilio. No se debe interrumpir, pues ello aumentaría el riesgo de que su alergia se descompensase.

Las personas con alergia a látex han de extremar las precauciones de evitarlo, dado el uso masivo de guantes. Aunque muchos de estos son sin látex puede ser difícil averiguar de qué material están hechos. Han de usar, tanto ellas como sus contactos, guantes de vinilo o nitrilo, que probablemente tengan ya.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alergias alimentarias en tiempos de pandemia: una reflexión para la empatía.

Precauciones por la epidemia de coronavirus para niños con asma

Operativa de los alergólogos de la Comunidad Valenciana en tiempos de coronavirus