Carta de una alergóloga en plena batalla contra el coronavirus




El personal sanitario español está ejerciendo una labor encomiable hoy más que nunca, sumidos como estamos en la gravísima crisis que ha generado el COVID-19. En la primera línea de batalla también se encuentran numerosos alergólogos conocidos entre la familia AEPNAA por su labor habitual contra la problemática de las alergias. Un notable ejemplo es el de Alicia Armentia Medina, Jefa de la Unidad de Alergología del Hospital Río Hortega de Valladolid. La doctora Armentia nos ha remitido una carta al respecto, que se resume de la siguiente forma:

Os envío un balance de la situación en nuestro hospital a fecha 3 de abril. Por mi parte, mantengo la actividad necesaria en el servicio de Alergia (asma y alergia alimentaria grave, inmunoterapia y alergia a fármacos), pero me han destinado con el grupo de paliativos y residencias. Y la situación de las personas mayores es terrible, a pesar de que hacemos denodados esfuerzos por atenderles como merecen.

He llamado a 2.400 de mis pacientes de Alergia, empezando por los más graves. Los asmas difíciles, todos con corticoides inhalados a altas dosis, los pacientes con corticoides inhalados por asma moderado, los niños en general, los inmunosuprimidos y los tratados con biológicos u otro tipo de inmunoterapia (polen, ácaros, hongos, himenópteros…). Ninguno de ellos está infectado, a pesar de tener contactos cercanos, lo que me ha llamado mucho la atención. Lo que tienen en común son los corticoides inhalados y un sistema inmune deficitario. Sin embargo, las personas más fuertes con respuestas inmunes contundentes caen.

Este coronavirus, como el virus sincitial respiratorio, parece seguir una vía inmune Th2, que es la misma que siguen los procesos alérgicos, por lo que puede haber una competencia que favorezca o proteja a las personas atópicas, aunque esto habría que estudiarlo bien, es sólo una suposición mía. También estarían más defendidas las personas que padecen parasitosis y así lo espero en el caso de países con sanidad no desarrollada.

Todo lo que os he contado es como veis muy empírico y subjetivo. Cuando tenga tiempo, y en base a la experiencia haremos estudios científicos reglados.

Un abrazo y muchos ánimos a todos.

Es AEPNAA la que agradece a la doctora Armentia haberse tomado la molestia de restar aún más minutos de su preciado tiempo para escribir estas reflexiones y, ante todo, por estar ejerciendo su trabajo con tamaña entrega.

La doctora ha aprovechado para recordarnos las recomendaciones de la SEAIC en cuanto a inmunoterapia y pautas de desensibilización con alimentos:

  •          La suspensión de todas las consultas y pruebas diagnósticas en Alergología que no sean prioritarias o urgentes. En nuestra Unidad de Alergia del HURH y en los centros que así lo dispongan, se puede contemplar la realización de consultas telefónicas y/o por telemedicina. También estamos poniendo la inmunoterapia de riesgo (himenópteros, ciertas mezclas complejas, LTPs para anafilaxias) y los biológicos (nivel 2, puerta 211-213).
  •          Retrasar la administración de dosis de inmunoterapia específica inyectada con alérgenos respiratorios (polen, hongos, ácaros, etc.) atendiendo a las necesidades terapéuticas del paciente. Los pacientes con dosis de mantenimiento, realizar la pauta cada 60 días, para evitar recomenzar de nuevo la vacuna. Si la crisis continúa, cada 90 días, pero bajando la dosis a la mitad.
  •          Retrasar la administración de dosis de medicamentos biológicos atendiendo a las necesidades terapéuticas del paciente. Se debe considerar la posibilidad de facilitar la dispensación de medicamento para que el paciente se auto-administre en su domicilio.
  •          Demorar el inicio de tratamientos de desensibilización (inmunoterapia oral) con alimentos. En aquellos pacientes que estén en proceso de desensibilización, mantenerse en la última dosis estable tolerada por el paciente y suspender el incremento de dosis para evitar la posibilidad de reacciones que pudieran motivar visitas a urgencias.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Alergias alimentarias en tiempos de pandemia: una reflexión para la empatía.

Precauciones por la epidemia de coronavirus para niños con asma

Operativa de los alergólogos de la Comunidad Valenciana en tiempos de coronavirus